logo

Subscríbete a nuestro boletín de noticias

Recibe nuestras mejores ofertas en tu correo y echa a volar

2 abril, 2020, Mongolia

La historia del camello que llora

#viajardesdecasa Recomendaciones para viajar mentalmente. Libros, series, películas, música…

Sigo confinado. Ya son 15 días. Sigo leyendo, escribiendo, viendo películas de todo tipo, ordenando trastos… No pienso ni lo más mínimo sobre cuándo acabará todo esto porque no me lleva a ningún sitio. Eso no lo controlo yo. No depende de mi. Por mucho que piense, no conseguiré salir a la calle y poder volver a viajar. Así, que hasta nuevo aviso, seguire recomendando libros, pelis o lo que sea que entrentenga si estás recluido en ti casa.

«La historia del camello que llora» no es tanto una recomendación de una película de ficción como las anteriores, sino un documental antropológico sobre los nómadas del desierto del Gobi, al sur de Mongolia. La historia que nos cuentan nos traslada al interior de una yurta – especie de tienda que es la vivienda tradicional mongola – donde una familia nos hace participes de sus costumbres y de uno de sus ritos más peculiares, el rito Hoos.

Este es un visionado muy aconsejable para aquellos viajeros que se planteen una próxima aventura al Gobi, ese gran océano de dunas doradas. El guion de este documental fue escrito y dirigido por Byambasuren Davaa y Luigi Falorni, y, para sorpresa de muchos, fue candidata al Oscar al mejor documental largo en el 2005. Se trata de una historia que mezcla la fantasía, la realidad y el drama a partes iguales. Sobrecogedora.

El ritual Hoos se pone en práctica cuando una madre camello rechaza a su cría por ser albino (diferente) y los dueños han de reclamar la presencia de un violinista vecino de un pueblo remoto para que con su morin khuur (violín típico de Mongolia) realice un ritual para lograr que la madre camello llore y se vuelva a hacer cargo de su desconcertada cría. Así, la familia envía a sus dos hijos pequeños, en un viaje a través del desierto, en busca del músico curandero.

El desierto en este documental «La Historia del camello que llora» desempeña una función principal, puesto que, aparte de ser un paisaje de una belleza descomunal, nos enseña el intenso vínculo que une a los mongoles con la naturaleza que les rodea, a la que adoran como si fuera el sentido de su existencia.

Consúltale a un experto

Si necesitas un viaje a medida o quieres que un experto te ayude a planificar tu escapada, contacta con nosotros. Somos expertos en viajes y queremos ayudarte.

Consultar a experto