logo

Subscríbete a nuestro boletín de noticias

Recibe nuestras mejores ofertas en tu correo y echa a volar

23 abril, 2020, Libros de viajes de aventura

Libros de viajes para regalar a aventureros

Si hay una cosa que podemos seguir haciendo durante el confinamiento es poner en práctica el sano ejercicio de regalar. Y el 23 de abril, día de Sant Jordi, es un un momento perfecto. Por si te sirve de ayuda, he seleccionado 5 libros de viajes para regalar que, de una manera u otra, me han marcado.

#viajardesdecasa Recomendaciones para viajar mentalmente. Libros, series, películas, música…

Estamos llegando a un punto donde, de algún modo, viajar está perdiendo su ingrediente esencial: la aventura. En la actualidad no existen muchos lugares en el mapa donde las cosas sucedan naturalmente. Casi todo está controlado, planificado, previsto, casi guionizado. La verdad es cada vez hay menos sorpresas en los viajes.

1. El Último tren a la zona verde

Paul Theroux es uno de los mejores escritores especializados en libros viajes y, en este caso, sobre África. Es un autor que indaga, profundiza, busca la raíz de lo que se ve, y de lo que no. Aquí la idea es repetir un viaje que hizo hace unos diez años (con el libro “El safari de la estrella negra”, también recomendable), donde recorre la costa oeste, desde Ciudad del Cabo, Sudáfrica, Namibia y Angola para, en este segundo libro que sugiero, imprimirle una mirada nueva, fresca y moderna.

En parte, es un libro de denuncia, indignado, donde se muestran las desigualdades, la hambruna, la injusticia social, porque África no es únicamente ese lugar al que la mayoría de la gente va a fotografiar animales exóticos en mitad de una exuberante naturaleza. Es mucho más.

2. La fiesta del Chivo

No hace falta hacer presentaciones. Mario Vargas Llosa es un autor de sobra conocido. Novelista, político y articulista, consiguió el premio Nobel de literatura en el 2010. En esta novela histórica o historia novelada relata los acontecimientos acaecidos en la isla caribeña de la República Dominicana durante los últimos años del dictador Rafael Leónidas Trujillo.

Sin ningún genero de dudas se trata de una de las obras maestras del autor peruano ( y en general de la literatura latinoamericana contemporánea) cuya finalidad fue adentrarse en el terror nauseabundo de un dictador despiadado. Es una novela que ahonda en una psicología y un imaginarios que se caracterizan por la corrupción, el machismo extremo (humillaba a sus colaboradores al acostarse con sus mujeres) y la política del miedo.

Este texto delicioso pero crudo de Varga Llosa y las voces de su protagonista, Urania Cabral, del dictador y de los asesinos del mismo, viajan por la historia de la República Dominicana, desde la planificación y después del atentado, en mayo de 1961, y treinta y cinco años después, en 1996. De alguna manera, leer “La Fiesta del Chivo” es como bucear en un momento traumático que afecta a una generación. Esta parte de la vida de la isla caribeña hay que conocerla para entender mejor a los habitantes y la cultura de la República dominicana.

3. La Sombra de la Ruta de la Seda

Colin Thubron es sin duda otro de los inmensos escritores especializados en viajes. Su estilo es pulcro, delicado y preciso y, por normal general, su literatura suele indagar en los rincones ocultos del planeta que carecen de voz para hacerse escuchar. Una frase que me gusta mucho de este autor es “cuando viajas te das cuenta que no eres el centro del mundo”. Probablemente, por ese motivo, cuenta con obras esplendidas como “El Corazón perdido de Asia” o “En Siberia”. En el 2008, tras ocho meses recorriendo los más de 11 mil kilómetros de la antigua ruta comercial de la seda, publica esta obra: “La sombra de la ruta de la seda”.

Al contrario de cómo se suele hacer este viaje, la lectura nos transporta desde Xi´an, en China, hacia occidente, hasta Antioquia, en el Mediterráneo, Kirguizistán, Tayikistán, Afganistán e Irán. La intención es buscar las huellas perdidas en esta histórica senda asiática. Es una aventura emocionante, narrada con rigor, repleta de anécdotas, conversaciones con gentes que se tropieza en el camino (por cierto, algo que lo diferencia es su respeto por las gentes y sus costumbres), canciones y leyendas de la ruta, paisajes como los del desierto de Taklamakán o el lago Songkul, la Gran Muralla junto a las Montañas Negras… En definitiva, todo un periplo que nos sumerge en lo esencial de Asia Central.

4. Viaje a Japón

Hay tanta y tan buena literatura sobre Japón, tanto de autores japoneses como Murakami o Mishima, o de occidentales como Ruth Benedict y su reconocidísima “Crisantemo y la espada”: patrones de la cultura japonesa”. Es una cultura que atrae a todo tipo de mentalidades. Tal vez este libro clásico de viajes que escribió Rudyard Kipling, que en aquel entonces era un joven periodista, nos aporta una visión algo ingenua de Japón que, precisamente por eso, la hace interesante. El autor solamente contaba con 23 años cuando emprendió este viaje en 1989, unos años después de que se pusiera en marcha la revolución Meiji que permitió la apertura al mundo de la sociedad medieval de los samurais.

Es una lectura fácil, directa y muy personal. El autor de la famosa novela “Kim” quien está dotado de una dilatada experiencia en la forma de vida oriental – sobre todo de India (nació en Bombay del Imperio británico) -, relata estas experiencias con su estilo escueto y realista, propio de la acción periodística. Los pasajes del libro nos conducen a lugares como Yokohama, Kobe, Nikko o Nagashaki. Por cierto, este libro de Kipling se ha publicado en un solo volumen junto a otra obra del novelista japonés Inazo Nitobe: “Bushido, el alma de Japón”. El objetivo es proporcionar al lector una doble perspectiva del país nipón: mientras que el escritor británico muestra una crónica de viaje con acción, descripciones, diálogos, juicios y emoción, el segundo es una reflexión que intenta profundizar en el alma japonesa para descifrar su misteriosa idiosincrasia.

5. Los Viajes con Charley


Esta propuesta probablemente no sea aventurera en el sentido estricto de la palabra, pero quería incluirla porque es uno de los viajes con mascota más recomendables que jamás se hayan escrito. El gran Steinbeck, uno de los premios Nobel de literatura que más se acercó a la narración de viajes, explica su peripecia acompañado por su caniche Charley, recorriendo treinta y cuatro estados norteamericanos a bordo de una autocaravana, a la que apoda Rocinante (en homenaje al Quijote). Su estilo sencillo y visual y su garra narrativa te sumergen de lleno en la esencia estadounidense. 

La lectura fluye al mismo tiempo que los pensamientos de Steinbeck se encadenan uno tras otro y la carretera va devorando los 16 mil kilómetros del viaje. Cuando te quieres dar cuenta y ya lo has finiquitado. Durante el trayecto es curiosa la relación que establece el autor con su perro, al que humaniza: dialoga y discute con él, le pide consejo, dando lugar a pasajes memorables repletos de humor y sensibilidad hacia los animales. No hay que olvidar, por supuesto, que esta joya del creador de “Las Uvas de la Ira” reflexiona sobre la situación de los Estados Unidos, con observaciones muy finas sobre sus costumbres, pensamientos sobre la política o planteamientos morales e impresiones personales sobre el futuro del país.

Consúltale a un experto

Si necesitas un viaje a medida o quieres que un experto te ayude a planificar tu escapada, contacta con nosotros. Somos expertos en viajes y queremos ayudarte.

Consultar a experto