logo

Subscríbete a nuestro boletín de noticias

Recibe nuestras mejores ofertas en tu correo y echa a volar

23 marzo, 2020, Patrick Leigh Fermor

Patrick Leigh Fermor o cómo ponerse el mundo por montera

#viajardesdecasa Recomendaciones para viajar mentalmente. Libros, series, películas, música… Vale la pena tener en la lista de favoritos la estimulante bibliografía del escritor Patrick Leigh Fermor.

Patrick Leigh Fermor es uno de los grandes escritores de literatura de viajes. Un clásico imprescindible. Aunque no le gustaba que lo definieran como tal, se trata de una de las plumas viajeras más inteligentes y punzantes que se pueden leer hoy en día. En 1933, a los dieciocho años, con Hitler en el poder, se embarcó en un viaje a pie durante dos años a través de Europa que le llevó desde Holanda a Constantinopla (hoy Estambul) y luego hasta Grecia, y que le convirtió desde entonces en un viajero empedernido. En sus viajes tuvo una relación con una princesa rumana con la que vivió una larga temporada en un molino de viento,  participo como soldado en la Segunda Guerra Mundial y pasó sus últimos años en el Peloponeso, falleciendo a los 91 años.

Sobre todas sus andanzas, escribió una docena de libros, la mayoría de los cuales son autobiográficos. No podía ser de otra manera. Él era sus viajes. Para Paddy, como era conocido, cualquier rincón era susceptible de ser viajado. Era muy observador. Analizaba hasta el más mínimo detalle: la música del idioma, la moda, sus canciones, las costumbres militares, la historia, qué comían… nada escapaba a su curiosidad.  Este enorme aventurero escribió una decena de libros. Patrick Leigh Fermor comenzó a publicar libros en la década de 1950, desde el primero que recomiendo fervientemente: El Arbol del viajero, pasando por los más destacados como «Roumeli» (1966) o El tiempo de los regalos (1977) un clásico de la literatura inglesa, o «Tres cartas sobre los Andes» sobre sus aventuras en Perú, o el último – que fue póstumo en 2014 – «El último tramo», donde regresa a su primer viaje por Europa.

Precisamente te recomendamos esta lectura porque está basada en la experiencia de este escritor británico en su periplo por el Caribe en los años 40. El árbol del viajero (The Traveller’s Tree) está dividido en 13 capítulos, cada uno de los cuales está dedicado a una o varias de las pequeñas o grandes Antillas. Visitó entre otras las islas de Guadalupe, Martinica, Barbados o Trinidad y Tobago. Se movía en barco de vapor, a vela, en avión y a pie, tomando nota de los detalles más pintorescos de la vida cotidiana, del paisaje y de las costumbres de los lugareños. La visión que aporta sobre cada una de las islas es muy enriquecedor ya que, pese a estar en el mismo archipiélago, el autor evidencia a través de su erudición, un gran sexto sentido, un humor muy afilado y una curiosidad desbordante que son idiosincrasias y entidades completamente distintas, cuyas formas de ver la vida varían como lo harían si viajáramos de un extremo a otro del planeta.

Consúltale a un experto

Si necesitas un viaje a medida o quieres que un experto te ayude a planificar tu escapada, contacta con nosotros. Somos expertos en viajes y queremos ayudarte.

Consultar a experto