logo

Subscríbete a nuestro boletín de noticias

Recibe nuestras mejores ofertas en tu correo y echa a volar

9 abril, 2020, Parque Kruger y cercanías (Sudáfrica)

¿Quieres vivir un safari en Kruger desde casa?

#viajardesdecasa Recomendaciones para viajar mentalmente. Libros, series, películas, música… Esta vez nos ponemos cómodos en el sofá, abrimos la web de WildEarth SafariLive y ya podemos empezar la búsqueda de los Big Five en este safari en Kruger.

Está claro que, en el futuro, nuestros descendientes hablarán de abril de 2020 como un mes que lo cambió todo: La época del confinamiento. Habrá un antes y un después en muchos sentidos.

La forma en las que hacemos las cosas o cómo nos relacionamos y vivimos ya nunca será la misma. Y nuestra forma de viajar tampoco. Es difícil saber si será mejor o peor, lo que sí es seguro es que será diferente.

Y en este aspecto, llama la atención la posibilidad de hacer un safari en directo por el Parque Nacional de Kruger, al nordeste de Sudáfrica.

Es verdad, no es lo mismo que hacerlo en persona, ni mucho menos, pero tiene algunas ventajas a considerar: es gratis, no tiene el más mínimo peligro (como no sea caerte del sofá) y existen muchas más posibilidades de ver a los deseados “Big Five”.

¿Dónde está el parque Kruger?

Estos safaris en directo se realizan en varios parques sudafricanos (Djuma private game reserve, Sabi sands y Ngala private game son las zonas que cubren en este momento). Todos muy cerca de Kruger. Antes de ser Parque Nacional, Kruger era una reserva en la que debido a la falta de legislación se cazaba indiscriminadamente, hasta que en 1926 se declaró Parque Nacional y un año más tarde se abrió al público.

Es uno de los Parques con mayor diversidad de animales. Cuenta con más de 500 especies de aves, 100 de reptiles, casi 150 de mamíferos, numerosos yacimientos arqueológicos y una extraordinaria cantidad de árboles y flores.

¿Cuáles son los «Big Five»?

¿Cuáles son los «Big Five»?

Uno de los factores que lo convierten en una de las reservas más populares del planeta, es que se pueden avistar los “Big Five” (los Cinco Grandes en español). Para el que no lo sepa, estamos hablando de los 5 animales más solicitados en un safari: león, leopardo, rinoceronte (quedan unos 5.000 rinocerontes blancos, 350 rinocerontes negros), búfalo y elefante. Eso sí, los “Big Five” están muy bien, pero no olvidemos que hay otros animales de una enorme belleza como la jirafa, el guepardo, el cocodrilo o el hipopótamo, o insectos como la formidable diversidad de mariposas.

¿Con guía o son guía?

Una de las grandes ventajas de este safari en Kruger es que puedes interactuar con los guías. La mayoría son naturistas, biólogos, especialistas en medio ambiente y, por lo general, personas muy concienciadas con el mundo salvaje y la sostenibilidad del ecosistema de estas reservas. Durante el itinerario ellos van hablando y explicando lo que se ve en el camino. Pero si te surge alguna pregunta, también puedes escribírsela en el chat del canal. Suelen responder muchas durante las 3 horas del safari. Aportan datos significativos y curiosidades sobre los animales y sus costumbres que le dan a este safari a distancia una perspectiva distinta y más real.

Aparte, es muy habitual que hagan seguimiento de algunos animales a los que, por cierto, ponen nombre como si fueran parte de la familia. Piensa que estos rangers son personas que conocen el terreno al milímetro. Saben por donde ir, a qué hora, qué comen, por dónde se mueven las diferentes especies de animales. Llevan mucho tiempo recorriendo el mismo territorio que ellos.

¿Qué animales puedes avistar en el Safari?

Otro asunto destacable de este safari es que te puedes subir a bordo de varios coches a la vez. Hay un realizador o director que va pinchando las cámaras según el interés de cada instante: un guía rastrea a una manada de perros salvajes en busca de presa, luego pasa a otra cámara que filma un ataque fulminante de un león, y más tarde vemos a un leopardo jugando con sus crías, y acabamos con dos rinocerontes macho peleando encarnizadamente por conquistar un territorio. No se les escapa nada.  Muchas escenas con animales suceden literalmente debajo del vehículo. Impresiona incluso verlo en la pantalla del ordenador.

¿Quieres ver un elefante recién nacido?

Uno de los avistamientos que más me han impactado fue cuando una de las guías, a media mañana, observa tras los arbustos algo que parece un animal destripado. Entonces se acerca lentamente al lugar, baja del coche con cuidado, mira a un lado y a otro, y se apercibe de que se trata de una placenta de elefante. “Acaba de parir”, exclama en un susurro, “hay que buscarlos”. Vuelve al coche, lo pone en marcha y da un volantazo para emprender a continuación el rastreo de los elefantes. Unos diez minutos más tarde estamos contemplando a un trío de grandes elefantes africanos custodiando y protegiendo a una cría que apenas puede sostenerse en pie. “Debe de tener cuatro horas de vida”, apunta la guía. Cuando se tropieza el pequeño elefante y cae, su madre corre a ayudarle con la trompa y lo reincorpora. Se te pone la piel de gallina con esa escena. “Para un elefante, la prioridad número uno es proteger a su bebe”, concluye la ranger.

¿Cómo es el amanecer en Kruger?

Como decía al principio de este artículo, puedes iniciar el safari de buena mañana o a media tarde. Yo me decidí por la tarde. Aparte de que me ahorre el madrugón, había leído algunos comentarios ensalzando la belleza de la puesta de sol. Y no exageraban. Más o menos, a estas alturas del año, el día se extingue tras las llanuras hacia las 18h y en ese momento (dura 15 minutos) se pone en marcha un espectáculo natural prodigioso. Se nota como el viento sopla suave, no hay mucha vegetación, la mezcla de colores rosado y violeta flota sobre el horizonte y la silueta de los árboles y los animales forman un cuadro que te deja hipnotizado. El silencio solo es interrumpido por un aullido solitario, el piar agudo de los pájaros o los gruñidos de los monos. Es algo inenarrable, incluso visto en la televisión.

¿Cuál es la mejor época para hacer un viaje a Kruger?

Al final de la tarde, hay una media hora que también impresiona porque haces el recorrido de noche. Todo está oscuro y solamente la luz de un foco va mostrando señales de vida entre la arboleda. Hay que aprovechar porque estamos en la estación primaveral, una de las épocas más aconsejables para hacer un safari en Kruger. El agua se acumula en los embalses y ríos y provoca que los animales se aproximen a beber y permitan que los avistamientos sean mucho más frecuentes. Más adelante, en octubre se termina la estación seca y llegan las copiosas lluvias y todo se vuelve más verde y frondoso (el colorido es impactante), pero eso dificulta los avistamientos, puesto que los animales pueden camuflarse mejor.

¿Hay safaris para niños?


Por desgracia, los niños están siendo los más perjudicados por el cierre de escuelas y por estas condiciones excepcionales de reclusión. Y al contrario de lo que pasa con los adultos, no son capaces de razonar lo que está pasando. Por eso, para ellos, se han preparado programas especiales en el safari en este mes de abril (Kids at Home, Niños en casa, se llama la iniciativa): durante los primeros 45 minutos de cada recorrido al amanecer solo se aceptan preguntas de los más pequeños. Solicitan, eso sí, que los padres o tutores incluyan (por anticipado) con la consulta el nombre y la edad del niño.

¿Es el safari sostenible y responsable con el medio ambiente?


Uno de las puntos fundamentales de este safari precisamente es el enorme conocimiento y respeto por los animales que transmiten los rangers. O mejor dicho, su pasión y amor por la vida natural. Y eso les llega a los niños.

El compromiso y la responsabilidad de los guías del safari se hace patente en todos y cada uno de los vídeos, donde constantemente aportan consejos para permitir que se puedan avistar a los animales sin que, al mismo tiempo, se sientan amenazados.

Para que te hagas una idea, cuando una niña española de 9 años le pregunta al guía si atienden a los animales heridos y enfermos, éste le responde que no: que ellos (aunque les duela en el alma) no se interponen en el ciclo natural de la vida salvaje de Kruger (luego aclara: “excepto si los animales son heridos por los furtivos).

Según aseguran en su web, su finalidad es educar a nuestros futuros conservacionistas, puesto que ellos desempeñarán un papel determinante en el cuidado de estos ecosistemas y la salvación de nuestro planeta. Pues eso, animo y a hacer uno de estos safaris en familia.

Consúltale a un experto

Si necesitas un viaje a medida o quieres que un experto te ayude a planificar tu escapada, contacta con nosotros. Somos expertos en viajes y queremos ayudarte.

Consultar a experto